Cirugía Oral

Biblioteca en Línea de Educación Dental

Nuestro equipo de personal y especialistas dentales se esfuerza por mejorar la salud general de nuestros pacientes: se centra en la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de afecciones asociadas con los dientes y las encías. Use nuestra biblioteca dental para aprender más acerca de los problemas y tratamientos. Si tiene preguntas o necesita programar una citacomuníquese con nosotros.

 

La palabra "cirugía" con frecuencia la relacionamos con hospitalización, anestesia general y posiblemente un largo período de recuperación. Sin embargo, la experiencia de tener una cirugía oral suele ser muy distinta a eso. Por lo general, las intervenciones quirúrgicas orales se realizan en una consulta dental, con anestesia local, y necesitan un tiempo de recuperación mínimo. La cirugía oral puede variar desde procedimientos de rutina como extracciones dentales colocación de implantes hasta intervenciones más complejas de realineación de la mandíbula y atención de emergencia por trauma facial.

Procedimientos de Cirugía Oral

Los procedimientos de cirugía oral pueden realizarse para aliviar el dolor, tratar una infección o un traumatismo, restaurar la función o mejorar la apariencia de una persona. Los procedimientos y las afecciones que se tratan son, entre otros:

  • Extracciones Dentales. Existen muchos motivos por los cuales podría ser necesario que le extraigan uno o más dientes. Probablemente tenga una muela del juicio impactada, un diente cariado que no puede salvarse o dientes apiñados que sea necesario extraer a fin de crear más espacio para facilitar la alineación adecuada en tratamientos de ortodoncia.
  • Implantes Dentales. El método de reemplazo de dientes preferido actualmente es el de implante dental de titanio, que se coloca debajo de la línea de la encía y dentro de los maxilares durante un procedimiento quirúrgico menor. El implante luego se fija a una corona dental de aspecto real que queda visible sobre la línea de la encía y que es difícil de distinguir de un diente natural.
  • Diagnósticos Orales y Biopsias. Cuando se detecta una lesión oral sospechosa, lo normal es hacer una biopsia para detectar o descartar cáncer oral, una enfermedad que se puede tratar si se diagnostica a tiempo. Una biopsia implica extraer una muestra de tejido muy pequeña para analizarla en el laboratorio.
  • Cirugía Correctiva de los Maxilares. A veces, los maxilares de una persona no ocluyen correctamente. Esto puede afectar tanto la función como la apariencia de los maxilares.
  • Ronquidos y Apnea del Sueño. Es probable que sea necesario extirpar el exceso de tejido de la parte posterior de la garganta en ciertas personas que tienen apnea del sueño.
  • Disfunción Temporomandibular. Cuando los tratamientos conservadores no logran aliviar el dolor crónico de la mandíbula (disfunciones temporomandibulares) a lo largo de un período prolongado, se puede considerar la posibilidad de recurrir a la cirugía.
  • Traumatismo Facial y Cirugía Reconstructiva. Las lesiones del rostro pueden afectar no solo la capacidad de una persona de llevar a cabo las funciones básicas de la vida como comer, sino también su apariencia. En ciertas ocasiones es posible reimplantar los dientes que se han caído por algún golpe; a veces deben reemplazarse con implantes dentales.
  • Labio Leporino y Paladar Hendido. Estos defectos congénitos están entre los más comunes y se calcula que afectan a uno de entre 500 y 700 bebés a nivel mundial. Con el tratamiento quirúrgico adecuado, el niño tiene una alta probabilidad de llevar una vida saludable y normal.

Qué se puede esperar

Antes de realizar la cirugía oral, a menudo se toman radiografías para ayudar a determinar un diagnóstico y planificar el tratamiento. Recibirá una explicación paso a paso del procedimiento junto con las opciones de anestesia. Siéntase libre de hacer cualquier pregunta. El proceso de recuperación depende del procedimiento que se realice, así como de su estado de salud general. Siempre es importante informar a sus proveedores de salud sobre los medicamentos que esté tomando (de venta libre o con receta), toda afección de salud crónica que tenga, y si fuma. Esta información ayuda a garantizar su seguridad y comodidad, lo cual siempre es una prioridad.