Cuidados de Emergencia

Biblioteca en Línea de Educación Dental

Nuestro equipo de personal y especialistas dentales se esfuerza por mejorar la salud general de nuestros pacientes: se centra en la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de afecciones asociadas con los dientes y las encías. Use nuestra biblioteca dental para aprender más acerca de los problemas y tratamientos. Si tiene preguntas o necesita programar una citacomuníquese con nosotros.

 

Cuando tiene una emergencia dental, ya sea a causa de un accidente repentino o de una enfermedad crónica, sus dientes o los tejidos de la boca que los rodean necesitan recibir la atención apropiada de inmediato. Igual que con cualquier tipo de emergencia médica, es importante tener en cuenta lo que puede hacer para garantizar un mejor resultado antes de encontrarse realmente en esa situación.

Lesiones Dentales Traumáticas

Lesiones Dentales Traumáticas.

Si se le cae un diente permanente debido a un golpe, debe pensar con rapidez y actuar sin demora. Para aumentar las probabilidades de salvarlo, recójalo sin tocar la raíz, límpielo suavemente con agua y vuelva a colocarlo en su lugar en la orientación correcta. Sosténgalo en el lugar presionando suavemente mientras corre a la consulta dental o a la sala de emergencias. Si no puede volver a colocarlo de inmediato, póngalo entre la mejilla y la encía del paciente, o llévelo en un recipiente con leche fría.

En el caso de lesiones traumáticas en las que un diente se movió o se soltó, el tratamiento debe realizarse dentro de seis horas. Sin embargo, si hay un sangrado incontrolable, acuda de inmediato a la sala de emergencias. Por fortuna, otras lesiones dentales que se producen con mucha frecuencia son menos graves. Las lesiones traumáticas más comunes son las fracturas dentarias. Si esto le ocurre, intente encontrar cualquier pedazo que pudiera haberse desprendido, ya que se la podría volver a unir. Haga una cita para una consulta lo antes posible y no olvide llevar los pedazos.

 

Dolor Dental

Dolor Dental.

Un dolor agudo o persistente siempre es señal de que necesita visitar con urgencia la consulta dental. La causa más común del dolor dental es la caries, una infección bacteriana que puede propagarse por muchas partes del diente y, también, por la encía. Algunas veces, el dolor indica que puede necesitar un tratamiento de conducto, un procedimiento que no solo alivia el dolor de una infección en lo profundo del diente, sino que también puede impedir que haya que extraerlo. Otras veces, el dolor puede ser consecuencia de un empaste suelto o de un diente sensible. Para saber qué lo provoca realmente, la única opción es programar una cita en la consulta dental de inmediato.

 

Emergencias de las Encías

Las lesiones y las infecciones que involucran los tejidos blandos de la boca también pueden requerir tratamiento de emergencia. Las mordidas accidentales, las caídas, las lesiones deportivas y los líquidos muy calientes pueden dañar los tejidos blandos, la lengua o el revestimiento de las mejillas. También pueden haber cuerpos extraños que se alojen debajo de la línea de las encías y provoquen abscesos dolorosos y potencialmente graves. Un absceso periodontal (en las encías) es un saco lleno de pus causado por una infección y suele ser bastante doloroso. Los abscesos requieren atención inmediata en la consulta dental.

Cualquier lesión en los tejidos blandos de la boca debe enjuagarse con agua con sal. Si hay residuos visibles, deben eliminarse. En general, el sangrado se puede controlar presionando el área con un trozo de tela limpio y húmedo durante 10 a 15 minutos. Si esto no funciona, acuda a la sala de emergencias de inmediato.

Un cuerpo extraño debajo de la línea de la encía se puede extraer cuidadosamente con hilo dental o un palillo. Sin embargo, si no logra extraerlo con facilidad, haga una cita con el dentista para evitar que el área se dañe o se infecte.

Emergencias Ortodónticas

Aunque pueden haber molestias asociadas con el tratamiento ortodóntico, solo hay unas pocas emergencias de ortodoncia reales. Por ejemplo, los traumatismos o las lesiones de los dientes, el rostro o la boca. La infección o hinchazón de las encías, la boca o el rostro, o un malestar grave e inmanejable en esas áreas también pueden ser emergencias. En cualquiera de estas situaciones, busque atención inmediata en la consulta dental o la sala de emergencias, lo que más le convenga. En caso de que el aparato de ortodoncia tenga piezas sueltas, rotas o que causen irritación, llame a la consulta dental para obtener asesoramiento.