Coronas y Puentes

Biblioteca en Línea de Educación Dental

Nuestro equipo de personal y especialistas dentales se esfuerza por mejorar la salud general de nuestros pacientes: se centra en la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de afecciones asociadas con los dientes y las encías. Use nuestra biblioteca dental para aprender más acerca de los problemas y tratamientos. Si tiene preguntas o necesita programar una citacomuníquese con nosotros.

Coronas y Puentes.

La odontología, además de una ciencia, es un arte; y las coronas dentales ofrecen un perfecto ejemplo de esto. Una corona dental o "funda" es una cubierta que se ajusta sobre un diente dañado, deteriorado o poco atractivo. Puede incluso reemplazar un diente por completo como parte de la construcción de un puente dental.

Las coronas cubren el diente en su totalidad por sobre la línea de la encía. Es diferente de la carilla dental, que solo cubre la superficie anterior del diente y necesita la estructura natural del diente para apoyarse. Por lo tanto, si un diente ha perdido una cantidad considerable de estructura por encima de la línea de la encía, la corona sería la restauración apropiada.

Las coronas fortalecen los dientes dañados, permitiéndoles volver a funcionar normalmente. Cuando son elaboradas con las porcelanas de alta tecnología de hoy en día (cerámicas dentales), son prácticamente indistinguibles de los dientes naturales. Incluso pueden ser diseñadas para mejorar la apariencia original del diente.

Además de la porcelana, existen otros materiales que podemos utilizar para elaborar coronas dentales, dependiendo de qué cualidades sean más importantes. En durabilidad, el oro fundido es insuperable. Sin embargo, no siempre es la opción más estética, especialmente para la parte anterior de la boca. Nos encantaría conversarle sobre todas sus opciones.

Colocar una Corona o Funda en un Diente

Corona Dental (paso a paso).

Colocar una corona o una funda en un diente suele llevar de dos a tres visitas. En la primera visita, su diente es preparado para recibir la nueva corona. Primero se configura para que encaje en el nuevo revestimiento. Esto implicará la confección de algunos fresados para dar al diente una forma uniforme. Tanto el diente como el área circundante pueden ser anestesiados de antemano. Si hay muy poca estructura dental disponible, puede ser necesario reconstruir el diente con material de empaste en lugar de fresarlo, para que sirva de soporte a la corona.

Después de que el diente ha sido preparado, se toman impresiones de sus dientes, ya sea digitalmente o con materiales de impresión de alta fidelidad, y se envían al laboratorio dental. Ahí, las impresiones serán utilizadas con el fin de hacer modelos de sus dientes para la creación de una corona. Los modelos servirán de guía para los técnicos dentales, altamente calificados, quienes garantizarán que el diseño de su nueva corona mejore su sonrisa y la función de su mordida.

Antes de salir de la consulta, una corona temporal será adherida a su diente para protegerlo hasta que la corona permanente esté lista. En la segunda visita, se fijará la corona permanente al diente, ya sea con una resina que se endurece al ser expuesta a una luz especial, o con especie de pegamento permanente.

Fabricando un Puente

Puente Dental (paso a paso).

Las coronas también pueden ser utilizadas para fabricar un diente de reemplazo de apariencia real para un diente faltante. Esto se hace con un puente, el cual abarca el espacio del diente faltante y requiere por lo menos tres coronas. Dos de esas coronas se colocan sobre los dientes sanos a cada lado del diente faltante; estos dientes sanos se conocen como dientes pilares. Los dos dientes pilares en los que se colocan las coronas se convierten en los soportes para una tercera corona colocada entre ellos; esa tercera corona se conoce como póntico. Si falta más de un diente, se necesitarán más coronas para cubrir el espacio entre los dientes pilares.

La cantidad de dientes pilares necesarios para reemplazar los dientes faltantes la determina el número de dientes faltantes, el tamaño y la longitud de las raíces de los dientes pilares, la cantidad de soporte óseo que tiene cada uno de los dientes pilares y el lugar en el que están ubicados los dientes faltantes en la boca. Por ejemplo, si tiene tres dientes faltantes, puede que cuatro dientes pilares sean necesarios, y se crearía un puente de siete dientes. La ingeniería y diseño del puente requieren conocimiento sobre cómo reemplazar los dientes, así como también de la biología de las encías y del tejido óseo que los sostienen.

Cuidado de sus Coronas y Puentes

Las coronas y puentes requieren el mismo minucioso cuidado que sus dientes naturales. Asegúrese de cepillarse los dientes y de usar hilo dental entre todos los dientes, tanto los restaurados como los naturales, todos los días para reducir la acumulación de placa dental. Cuando se tienen coronas, es aún más importante mantener su cronograma habitual de limpiezas en la consulta dental. Evite utilizar sus dientes como herramientas (para abrir envases, por ejemplo). Si tiene el hábito de rechinar los dientes, sería recomendable usar un protector nocturno para proteger sus dientes y su inversión.