Blanqueamiento en Dientes Traumatizados

Biblioteca en Línea de Educación Dental

Nuestro equipo de personal y especialistas dentales se esfuerza por mejorar la salud general de nuestros pacientes: se centra en la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de afecciones asociadas con los dientes y las encías. Use nuestra biblioteca dental para aprender más acerca de los problemas y tratamientos. Si tiene preguntas o necesita programar una citacomuníquese con nosotros.

Blanqueamiento de Dientes Traumatizados.

El blanqueamiento es uno de los tratamientos dentales estéticos más populares, y es fácil ver por qué. Tener dientes más blancos puede hacer ver mucho más joven a una persona, y el procedimiento en sí está entre los tratamientos estéticos más moderados (y económicos) que ofrece la odontología. Sin embargo, a veces lograr un matiz de claridad atractivo y uniforme puede ser complicado: esto ocurre en particular cuando alguno de los dientes que deben aclararse ha sufrido una lesión (traumatismo dental) en el pasado.

Los traumatismos dentales abarcan todo daño que causa al diente un agente externo, accidental o intencional. Puede deberse a una caída, una lesión deportiva, o incluso un procedimiento de ortodoncia anterior. De acuerdo con algunos estudios, alrededor de un cuarto de los americanos de entre 6 y 50 años de edad han tenido alguna lesión dental traumática, y la mayoría se produce antes de los 19. Los dientes traumatizados pueden reaccionar a los procedimientos de blanqueamiento de manera diferente de como lo hacen dientes sin daños, por eso a veces son difíciles de tratar. Sin embargo, hay varios tratamientos eficaces disponibles.

Diagnóstico de Dientes Descoloridos

El primer paso en el proceso de aclarar un diente traumatizado es un examen exhaustivo para descubrir la causa del oscurecimiento, y una de las primeras cosas que determinaremos es si la pulpa del diente está “vital”, o viva. Las radiografías u otras pruebas revelan esto con facilidad. Si el diente está aún vital, el blanqueamiento externo produce con frecuencia resultados satisfactorios, incluso si solo es un diente el que lo necesita. Los tratamientos en la consulta dental y las bandejas para blanqueamiento en casa son eficaces, pero los primeros por lo general entregan buenos resultados en mucho menos tiempo.

En muchas ocasiones, sin embargo, la decoloración de un diente traumatizado es por sí misma una indicación de que los nervios de la pulpa dentaria han muerto. En ese caso, antes de que se pueda comenzar el tratamiento de blanqueamiento, será necesario efectuar un tratamiento de conducto para eliminar el tejido muerto, o en vías de hacerlo, y prevenir una infección. También puede ocurrir que un diente que parecía normal comience a decolorarse muchos meses (o años) después de que se realizó un tratamiento de conducto. En cualquiera de las situaciones, es posible blanquear un diente no vital con un procedimiento llamado blanqueamiento interno.

Blanqueamiento de Adentro hacia Afuera

Diente Traumatizado.

Como las manchas de los dientes no vitales son intrínsecas (están en el interior, no en el exterior, del diente), necesitamos poner el agente blanqueador dentro del diente. Es un procedimiento de rutina, que funciona de la siguiente manera:

Se accede a la cámara pulpar (el pequeño pasaje del centro del diente) mediante un pequeño orificio que se hace en la superficie de masticación o la parte posterior del diente. Luego se elimina todo residuo de la cámara y se enjuaga, y se agrega un cemento especial para impedir que el agente blanqueador se fugue hacia las raíces.

A continuación, se coloca algún agente blanqueador (por lo general, perborato de sodio) en la cámara pulpar vacía, y se sella en forma temporal. En este momento, usted puede levantarse y salir del consultorio… por eso el procedimiento a veces se llama técnica de “blanqueo ambulatorio”. Sin embargo, regresará a los pocos días para otra sesión de blanqueamiento: puede llevar hasta cuatro visitas obtener el grado de aclaramiento que desee.

Cuando el diente alcanza el cambio de color buscado, se coloca una restauración más permanente en el diente para sellar el pequeño orificio: suele ser un material de empaste de resina compuesta del color de los dientes. Muchas veces, este procedimiento relativamente poco invasivo dará a sus dientes todo el aclaramiento que necesita. Si no es suficiente, el diente puede blanquearse en su exterior también, o se puede considerar incluso colocar una carilla o corona. El objetivo es recomendarle el procedimiento dental estético más apropiado, y que obtenga los mejores resultados posibles.