Envejecimiento y Salud Dental

Biblioteca en Línea de Educación Dental

Nuestro equipo de personal y especialistas dentales se esfuerza por mejorar la salud general de nuestros pacientes: se centra en la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de afecciones asociadas con los dientes y las encías. Use nuestra biblioteca dental para aprender más acerca de los problemas y tratamientos. Si tiene preguntas o necesita programar una citacomuníquese con nosotros.

Envejecimiento y Salud Dental.

Actualmente, los americanos no solo vivimos más, también conservamos nuestros dientes naturales por más tiempo que antes. Pero esta ventaja no está libre de complicaciones: Los adultos mayores tienden a necesitar tratamientos dentales cada vez más complejos, suelen ser más propensos a contraer ciertas enfermedades y en ocasiones se les dificulta cumplir con las prácticas diarias de salud oral.

A pesar de todo, mantener una higiene oral adecuada es sumamente importante a medida que envejecemos. Cuando surgen problemas en la boca, estos pueden causar dificultad para masticar, tragar, hablar y sonreír, funciones básicas capaces de afectar el bienestar tanto físico como social. Es posible que algunos medicamentos recetados para otras enfermedades afecten negativamente la salud oral. También es posible que una desmejora en la salud oral agrave una afección existente (como la diabetes) o incluso cause una inflamación sistémica (de todo el cuerpo). ¿Qué otros problemas dentales padecen las personas mayores y qué se puede hacer al respecto?

Preocupaciones Dentales de los Adultos Mayores

Si usted cree que la caries es algo propio de los niños, ¡piénselo mejor! Un estudio reciente determinó que cerca de un tercio de las personas mayores de 65 años tenía caries sin tratar. En las personas mayores, estas se encuentran no solo en la corona (parte visible) del diente, sino también en la raíz, la cual puede quedar expuesta debido a la recesión de la encía. Las revisiones dentales periódicas son la mejor manera de detectar y tratar las caries. Si se dejan sin tratar, pueden causar dolor, requerir procedimientos más complejos y con el tiempo conducir a la pérdida de dientes.

Las enfermedades de las encías son otro problema importante de salud oral, y constituyen actualmente la causa principal de pérdida de dientes en los adultos. Estas enfermedades son causadas por las bacterias de la placa, las cuales proliferan en el biofilm, película pegajosa que se adhiere a la superficie de los dientes cuando no se limpian de manera adecuada. Las dentaduras postizas que no quedan bien ajustadas pueden empeorar el problema, al igual que la presencia de ciertas enfermedades (como la diabetes o el cáncer).

En ocasiones, la pérdida de movilidad (debida a la artritis o afecciones similares) hace que el cepillado y el uso del hilo dental rutinario sean más complicados. Los cepillos especiales con mangos más largos y los soportes para hilo dental pueden ayudar a facilitar la limpieza; además, pueden recetarse enjuagues bucales terapéuticos. Los tratamientos en la consulta dental también son eficaces para controlar las enfermedades de las encías.

El cáncer oral es una enfermedad para tener en cuenta a cualquier edad, pero es siete veces más probable que lo padezca una persona mayor de 65 años, y causa más muertes en los americanos mayores que el cáncer de piel. La detección temprana ofrece la mejor opción para controlar la enfermedad y aumenta la tasa de supervivencia significativamente. Las pruebas de detección del cáncer oral deberían formar parte de la revisión dental de rutina de todas las personas mayores.

La sequedad de la boca (xerostomía) no es solo una molestia, puede ser dañina para la salud oral. Aparte de sus cualidades lubricantes, la saliva contiene enzimas digestivas beneficiosas, neutralizadoras del ácido y agentes que combaten las bacterias. Varios factores pueden hacer que el cuerpo produzca menos saliva de lo normal, pero en los adultos mayores, este problema a menudo está relacionado con los efectos secundarios de medicamentos recetados o de venta libre. Si usted padece de sequedad crónica de la boca, a veces es posible cambiar su medicamento o usar productos específicos para aliviar los síntomas.

Higiene Oral de por Vida

Antes era una creencia común que los problemas dentales y la pérdida de dientes eran una consecuencia inevitable del envejecimiento. Pero esto es lo cierto: la edad en sí no es un factor de riesgo para la pérdida de dientes; si cuida de ellos adecuadamente, pueden durar para toda la vida. Sin embargo, es cierto que la boca sí cambia a medida que envejecemos. ¿Cómo puede darse la mejor oportunidad de conservar sus dientes naturales? Acertó: ¡mantener una buena higiene oral!

Cepíllese dos veces al día con un cepillo de dientes de cerdas suaves. Si le sirve de ayuda, utilice uno con mango especial o un cepillo eléctrico. Limpie entre los dientes con hilo dental u otro tipo de limpiador interdental, al menos una vez al día. Si utiliza dentaduras postizas, límpielas regularmente y cuídelas según las indicaciones. Coma alimentos saludables y beba abundante agua. ¡Y no olvide realizarse revisiones dentales periódicas para que los problemas pequeños no se conviertan en grandes dolores de cabeza!