Detección del Cáncer Oral

Biblioteca en Línea de Educación Dental

Nuestro equipo de personal y especialistas dentales se esfuerza por mejorar la salud general de nuestros pacientes: se centra en la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de afecciones asociadas con los dientes y las encías. Use nuestra biblioteca dental para aprender más acerca de los problemas y tratamientos. Si tiene preguntas o necesita programar una citacomuníquese con nosotros.

Aunque el cáncer oral no recibe tanta atención como otros tipos de cáncer más comunes, eso no significa que sea menos mortal. De hecho, se calcula que en los Estados Unidos, este tipo de cáncer es responsable de la muerte de una persona por hora. Aunque de todos los cánceres representa un porcentaje relativamente pequeño, es peligroso porque normalmente no se detecta hasta que ya se encuentra en un estadio avanzado. En ese momento, las expectativas no son buenas: solamente 6 de cada 10 personas sobreviven después de cinco años de tratamiento.

Detección del Cáncer Oral.

Si hubiera una prueba sencilla que pudiera darle una advertencia temprana sobre la probabilidad de tener esta enfermedad, ¿se la realizaría? ¡La buena noticia es que esa prueba existe! Dado que la detección temprana ha demostrado que aumenta la tasa de supervivencia al cáncer oral a un 80 % o más, esa prueba realmente puede salvar vidas. Y lo mejor de todo es que realizarse una prueba de detección de cáncer oral forma parte de algo que de cualquier manera debería realizarse: revisiones dentales periódicas.

El examen de cáncer oral es rápido e indoloro. Su objetivo es detectar pequeños cambios en los tejidos que recubren la boca, en los labios y en la lengua que puedan ser indicativos de estadios tempranos de este tipo de cáncer. La prueba de detección es principalmente un examen visual y táctil. Si se observan anormalidades, podría tomarse una pequeña muestra de tejido para realizar más pruebas en un laboratorio.

¿Quiénes Corren Riesgo de Padecer Cáncer Oral?

La respuesta podría sorprenderle. El cáncer oral solía considerarse una enfermedad de personas mayores, y aún sigue afectando principalmente a personas mayores de 40 años. Pero en la actualidad, las personas jóvenes forman el segmento de crecimiento más rápido entre los pacientes de cáncer oral. Ello se debe principalmente a la propagación del virus del papiloma humano (HPV16), el cual se contagia por vía sexual.

Por supuesto, todavía siguen siendo válidos los otros principales factores de riesgo: si usted es una persona de mediana edad o mayor, bebe moderadamente o en exceso, o ha consumido tabaco durante mucho tiempo tiene una mayor probabilidad de padecer cáncer oral. La exposición crónica al sol, conocida por causar cáncer de piel, también está asociada con el cáncer de labios. Se considera que los factores genéticos también influyen mucho en quién contrae la enfermedad.

Detección del Cáncer Oral

Cáncer Oral.

Una prueba de detección completa es parte de la revisión dental periódica, otro motivo por el cual debe examinarse regularmente. La evaluación de detección se compone de una examinación visual de los labios, la lengua y el interior de la boca, incluida una revisión de manchas rojas o blancas, o llagas inusuales. Es posible que le hagan un palpado (presión con los dedos) para detectar la presencia de bultos e inflamaciones, y probablemente jalen con cuidado su boca hacia un lado para poder ver mejor. También es posible que usen una luz especial, un tinte u otro procedimiento para ayudar a detectar áreas sospechosas. Si hay algo que parezca estar fuera de lo normal, puede fácilmente realizarse una biopsia.

Si usted observa llagas anormales o cambios de color en el tejido de su boca, labios y lengua, estos pueden ser síntomas de cáncer oral. La mayoría, sin embargo, son totalmente benignos. Pero las llagas y otros cambios poco comunes que no desaparecen solos después de 2 a 3 semanas deben examinarse. Recuerde que la única forma de diagnosticar de manera precisa el cáncer oral es mediante un informe de laboratorio. El diagnóstico temprano, respaldado por evaluaciones de detección completas en sus revisiones periódicas, es una de las mejores defensas contra el cáncer oral.