Muelas del Juicio

Biblioteca en Línea de Educación Dental

Nuestro equipo de personal y especialistas dentales se esfuerza por mejorar la salud general de nuestros pacientes: se centra en la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de afecciones asociadas con los dientes y las encías. Use nuestra biblioteca dental para aprender más acerca de los problemas y tratamientos. Si tiene preguntas o necesita programar una citacomuníquese con nosotros.

Muela del Juicio Impactada.

En la mayoría de la gente, los terceros molares, por lo general llamados "muelas del juicio", comienza a salir entre los 17 y los 25 años de edad. Sin embargo, la llegada de estas piezas dentales está lejos de ser un acontecimiento sin complicaciones. La extracción de uno o más terceros molares es un procedimiento relativamente común que se realiza a un promedio de 5 millones de pacientes al año. Después de una evaluación completa y pruebas de diagnóstico como radiografías o una tomografía computarizada, es posible que le comuniquen la necesidad de extraerse las muelas del juicio. Estas son algunas de las razones más comunes:

  • Sus maxilares son demasiado pequeños para dar lugar a todos sus dientes, lo que conduce a un apiñamiento excesivo y la probabilidad de que sus muelas del juicio se impacten, es decir, que no puedan emerger de las encías y que potencialmente causen daños en las muelas o hueso adyacentes.
  • Sus muelas del juicio están emergiendo torcidas, lo cual puede dañar otros dientes o estructuras anatómicas de los maxilares y causar problemas de mordida.
  • Si su muela del juicio no emerge en su totalidad, aumenta la probabilidad de que se produzcan infecciones bacterianas.
  • Puede desarrollarse un quiste (un saco cerrado lleno de líquido) alrededor de la muela del juicio impactada, lo cual puede causar una infección y lesiones en el hueso y el tejido nervioso que la rodean.

Ya sea que necesite evitar problemas en el futuro o para aliviar una afección ya presente, la extracción de las muelas del juicio puede ser un tratamiento eficaz. Pero, al igual que con todos los procedimientos médicos, sus beneficios deben sopesarse con el pequeño riesgo de complicaciones, y deben discutirse en detalle.

El Procedimiento de Extracción

La extracción de las muelas del juicio suele ser un procedimiento que se realiza en la consulta y que puede efectuarlo un dentista general o un cirujano oral. Es muy probable que el tratamiento se realice solamente con anestesia local para evitar que sienta dolor. Sin embargo, si han de extraer varios dientes al mismo tiempo (como suele ser el caso), puede administrarse anestesia general o sedación consciente. El tipo de anestesia que sea mejor para usted se determinara antes del procedimiento.

Una vez que esté debidamente anestesiado, si el diente esta impactado podría ser necesario abrir la encía en el sitio de extracción. Luego, se extrae el diente en sí con sumo cuidado. Al terminar, es probable que sea necesario suturar (puntos) el sitio para ayudar a que cicatrice. Después de que el procedimiento haya finalizado, deberá descansar por un período corto antes de poder irse a casa. Según el tipo de anestesia que se haya administrado, es posible que otra persona deba conducir.

Después del Procedimiento

El período de recuperación después de la extracción de una muela del juicio es por lo general de unos pocos días. Durante ese tiempo, debe descansar cuando sea posible para favorecer la cicatrización y tomar los medicamentos para el dolor según lo recetado. Es normal que haya cierto sangrado en el sitio de extracción; para controlarlo, puede morder suavemente sobre algunas gasas, cambiándolas según sea necesario, y descansar con la cabeza elevada sobre almohadas, en lugar de sin almohadas.

Sostener una compresa de hielo en la parte exterior de la mejilla por unos minutos a la vez (por ejemplo, 5 minutos sí y luego 5 minutos no) ayuda a reducir la inflamación el primer día después del procedimiento. A partir del segundo día, el calor húmedo de un paño colocado sobre la mejilla puede hacer que se sienta más cómodo. Enjuagar la boca con agua tibia con sal varias veces al día también ayuda a aliviar las molestias.

Se recomienda que los primeros días después de la extracción solo coma alimentos blandos. De igual forma, sea cuidadoso cuando se cepille los dientes o cuando ponga algo dentro de su boca, hasta que haya cicatrizado por completo. Asegúrese de seguir las instrucciones post operatorias que se le indiquen, ya que cada situación es un poco diferente. Esto lo ayudará a estar lo más cómodo posible.