Razones Principales para Elegir Implantes Dentales

Biblioteca en Línea de Educación Dental

Nuestro equipo de personal y especialistas dentales se esfuerza por mejorar la salud general de nuestros pacientes: se centra en la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de afecciones asociadas con los dientes y las encías. Use nuestra biblioteca dental para aprender más acerca de los problemas y tratamientos. Si tiene preguntas o necesita programar una citacomuníquese con nosotros.

El implante dental es el método de reemplazo de dientes de última generación en la actualidad. Consiste en un poste de titanio muy pequeño (el implante en sí) que se fija a una corona dental de aspecto real. La corona es la única parte del sistema de reemplazo que queda visible en la boca. El implante mismo yace bajo la línea de la encía, en el alvéolo óseo que ocupaba el diente faltante. Pueden usarse dos, cuatro o más implantes para sostener múltiples coronas, o incluso un arco entero de dientes de reemplazo superiores o inferiores. Ya sea que le falte un diente, varios, o todos, los implantes son los preferidos de dentistas y pacientes por igual. Es porque son:

1. Los que más se asemejan a los dientes naturales

Los dientes naturales tienen raíces que los mantienen anclados en forma segura a los maxilares. En forma similar, los implantes se fijan sólidamente al hueso. Esto es posible porque están hechos de titanio, un metal que tiene la capacidad única de fusionarse al hueso vivo. Después de que el implante es insertado en un procedimiento menor realizado en la consulta dental, se fusiona con solidez al hueso a lo largo de varias semanas. Una vez que eso ocurre, el diente (o dientes) de reemplazo sostenido por el implante se siente 100 % natural. También es indistinguible a simple vista de los dientes naturales. Los dientes con implantes permiten comer, hablar y sonreír con total seguridad porque nunca se deslizan ni mueven como suelen hacerlo las dentaduras removibles.

2. Los reemplazos dentales de más larga duración

Ya que los implantes dentales se convierten en parte del maxilar, estos brindan una solución permanente a la pérdida de dientes. Mientras que otros métodos, incluidos las dentaduras removibles y los puentes fijos, pueden necesitar reemplazarse o volver a realizarse con el tiempo, los implantes bien cuidados deberían durar toda la vida. Es lo que hace que esta elección de reemplazo de dientes sea la más conveniente económicamente a largo plazo.

3. Capaces de prevenir la pérdida de hueso

Tal vez no lo sepa, pero a la pérdida de dientes le sigue la inevitable pérdida ósea. El hueso es un tejido vivo que necesita constante estimulación para reconstruirse y mantenerse sano. En el caso de los maxilares, esa estimulación proviene de los dientes. Cuando se pierde aunque sea uno, el hueso debajo de él comienza a reabsorberse, o disolverse. Esta situación puede dar a su rostro un aspecto de envejecimiento prematuro e incluso dejar su mandíbula más vulnerable a fracturas si se deja sin tratar demasiado tiempo (ver ejemplo). Los implantes dentales detienen ese proceso, al fusionarse con los maxilares y estabilizarlos. Ningún otro método de reemplazo dental ofrece esta ventaja.

4. Seguros para los dientes naturales vecinos

Los implantes dentales no influyen en la salud de los dientes naturales vecinos, mientras que otros sistemas de reemplazo, podrían debilitarlos. Con los puentes fijos, por ejemplo, los dientes naturales situados a cada lado del espacio que dejaron los faltantes deben dar sostén al puente. Eso puede poner tensión sobre esos dientes vecinos y dejarlos más susceptibles a la caries. De igual modo, las dentaduras parciales se apoyan sobre los dientes naturales vecinos y pueden hacer que se suelten con el tiempo. Los implantes son reemplazos independientes que no dependen del sostén que puedan darles los dientes naturales adyacentes.

5. Fáciles de cuidar

Los dientes con implantes no necesitan cuidados diferentes a los dientes naturales. Debe cepillarlos y usar hilo dental a diario. Pero nunca tendrá que aplicar cremas especiales ni adhesivos, ni remojarlos en un vaso por la noche, como haría con las dentaduras. Nunca necesitará un empaste ni un tratamiento de conducto, como podrían requerir los dientes naturales que sirven de soporte a un puente fijo. Si bien los implantes no pueden nunca tener caries, las enfermedades de las encías pueden afectarlos. La mejor forma de prevenir las enfermedades periodontales y asegurarse de que los implantes duren toda la vida, como se los diseñó, es mantener una buena higiene oral y realizar visitas periódicas a la consulta dental.