Odontología Pediátrica

Biblioteca en Línea de Educación Dental

Nuestro equipo de personal y especialistas dentales se esfuerza por mejorar la salud general de nuestros pacientes: se centra en la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de afecciones asociadas con los dientes y las encías. Use nuestra biblioteca dental para aprender más acerca de los problemas y tratamientos. Si tiene preguntas o necesita programar una citacomuníquese con nosotros.

 

Su hijo no mantendrá los dientes primarios por siempre, pero eso no significa que esos dientecitos blanco perlano necesiten un cuidado minucioso. Mantener hoy la salud dental de su hijo le brindará beneficios para la salud durante la etapa adulta, ya que los dientes de leche tienen funciones muy importantes.

Por un lado, los dientes de leche sirven como guía para la aparición de los dientes permanentes (adultos), ya que mantienen el espacio en el cual saldrán estos nuevos dientes. Las coronas (parte superior) de los dientes permanentes empujan las raíces de los dientes de leche y hacen que se reabsorban o se desvanezcan. De este modo, los dientes permanentes pueden ubicarse en el lugar adecuado.

Edad de Dentición.

Además, los dientes de leche estarán allí casi toda la niñez, para ayudar a los niños a morder, masticar y hablar. Durante los primeros seis años o más, ellos dependerán de los dientes de leche para realizar estas importantes funciones. Hasta los 12 años, su hijo tendrá una mezcla de dientes de leche y permanentes. Querrá estar seguro de que esos dientes están sanos y que los va a ir perdiendo naturalmente en el momento oportuno.

Los Dientes de Leche de su Hijo

Los 20 dientes de leche de su hijo comenzarán a aparecer entre los seis y los nueve meses, aunque en algunos casos, puede comenzar antes, como a los tres meses, o después, a los doce meses. Los dos dientes antero- inferiores tienden a aparecer primero, seguidos por los dos superiores. Luego vienen los primeros molares y siguen los caninos (colmillos). A veces el bebé puede sentir molestias durante este proceso de dentición. Si esto sucede, hay medidas que se pueden tomar para ayudar a que el niño se sienta más cómodo.

Debe limpiar las encías y los nuevos dientes de su hijo con suavidad usando una gasa o un paño húmedo después de las comidas. Todos los dientes que hayan salido completamente deben limpiarse con un cepillo pequeño de cerdas suaves con una delgada capa de pasta dental que contenga flúor. A los tres años, puede empezar a enseñarle a su hijo cómo cepillarse los dientes con una pequeña cantidad (del tamaño de una arveja) de pasta dental con flúor. Su hijo necesitará ayuda con esta importante tarea hasta los seis años.

La Primera Visita de su Hijo al Dentista

La Academia Americana de Odontología Pediátrica recomienda que su hijo visite al dentista al cumplir un año. Aunque puede parecer muy pronto, aprender las técnicas adecuadas de higiene oral pediátrica, revisar si hay caries y detectar problemas de desarrollo es de suma importancia.

Varias formas de caries pueden afectar a los bebés y a los niños pequeños. La caries temprana de la infancia puede desarrollarse con rapidez, al pasar de la capa externa dura del esmalte dental a la dentina interna más blanda en seis meses o menos.

Sobre todo, es importante que su hijo tenga una experiencia positiva en la consulta dental ya que la visitará de forma regular en los años venideros.

Tratamientos Dentales Pediátricos

Hay una variedad de tratamientos dentales que se ofrecen para prevenir la caries en ninos, o, para salvar o reparar los dientes cuando es necesario. Algunos son:

Flúor de Uso Tópico: el flúor se incorpora al esmalte de los dientes, haciéndolo más duro y más resistente a la caries. Aunque la pasta dental y algunos tipos de suministro de agua potable tienen una pequeña cantidad de flúor, el profesional puede aplicar una concentración superior a los dientes de su hijo para obtener una protección máxima.

Sellantes Dentales: se puede aplicar una capa de plástico en la consulta dental para prevenir caries mediante el sellado de las pequeñas ranuras en la superficie de masticación de los dientes posteriores, llamados "hoyos y fisuras". Estas pequeñas grietas se transforman en ambientes perfectos para las bacterias que causan la caries. El esmalte inmaduro de los dientes es más permeable y menos resistente a la caries. Los sellantes dentales son fáciles de aplicar y brindan años de protección (Vea el video sobre sellantes dentales).

Tratamiento de Conducto: quizás usted ya haya recibido un tratamiento de conducto para salvar un diente lesionado o muy cariado. Bueno, a veces los niños también necesitan tratamientos de conducto. Tal como se mencionó antes, los dientes de leche son guías importantes para los dientes permanentes que todavía se están formando debajo de las encías de su hijo. Por eso, evitar la pérdida prematura puede ayudar a evitar una maloclusión (mala mordida) que requiera tratamiento de ortodoncia.

Adhesión: las grietas y fracturas menores en los dientes anteriores, muy común durante la infancia se pueden reparar con materiales adhesivos del color del diente. Estas resinas que parecen naturales están hechas de plástico y vidrio. Se pueden usar en dientes de leche y permanentes. Duran hasta que el crecimiento facial haya finalizado.

Inquietudes sobre la Ortodoncia

A los siete años la mayoría de las maloclusiones se hacen evidentes. Un tratamiento de ortodoncia interceptivo en este momento puede ayudar a que los dientes se ubiquen de la forma adecuada o a guiar el crecimiento correcto de la mandíbula, lo que eliminará o simplificará el tratamiento posteriormente. Hay gran variedad de problemas de ortodoncia que se pueden detectar a muy corta edad y son ejemplos de por qué un profesional capacitado debe evaluar a su hijo durante su etapa de crecimiento y desarrollo.

Los Deportes y los Dientes de su Hijo

Si su hijo practica deportes, se recomienda que utilice un protector bucal hecho a medida. Se estima que los protectores bucales evitan más de 200,000 lesiones por año. El protector bucal a medida se hace específicamente para su hijo, con un modelo de sus dientes. Esto le ofrecerá una mayor protección que el modelo disponible en los mostradores. Es una inversión cuyo beneficio es evitar dolor, sufrimiento y ahorrar gastos dentales en el futuro.