Embarazo y los Dientes en Desarrollo de su Hijo

Biblioteca en Línea de Educación Dental

Nuestro equipo de personal y especialistas dentales se esfuerza por mejorar la salud general de nuestros pacientes: se centra en la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de afecciones asociadas con los dientes y las encías. Use nuestra biblioteca dental para aprender más acerca de los problemas y tratamientos. Si tiene preguntas o necesita programar una citacomuníquese con nosotros.

Alimentación de la mujer embarazada.

Los dientes de su bebé no serán visibles al nacer. Pero, aunque no lo crea, ya se encuentran debajo de las encías. Los dientes de leche de los niños comienzan a formarse aproximadamente en la sexta semana del embarazo, y la mineralización (formación de la dentina, la capa interna de los dientes similares al hueso, y la capa de esmalte duro que la recubre) comienza cerca del tercer o cuarto mes de embarazo. Por lo tanto, si está embarazada, no es demasiado temprano para comenzar a asegurarse de que los dientes de su hijo sean lo más sanos posible.

Como todo lo que tiene que ver con el desarrollo físico de su bebé antes del nacimiento, mucho depende de cuán bien usted cuide de sí misma. Los dientes en desarrollo necesitan de ciertos nutrientes para crecer de forma adecuada; si usted no los obtiene por medio de su dieta, su bebé tampoco los recibirá. Del mismo modo, deberá tener en cuenta las sustancias que podrían dañar sus dientes si usted las ingiere, como es el caso de ciertos antibióticos. Aquí incluimos un breve resumen de qué buscar y qué evitar.

Coma Bien

Algunos nutrientes son particularmente importantes para el desarrollo prenatal de los dientes:

  • El calcio, un mineral, es el principal componente de los dientes. Si su dieta no aporta suficiente calcio para el desarrollo fetal, su cuerpo tomará este mineral de sus huesos (no de sus dientes) y lo usará para satisfacer las necesidades de su bebé en desarrollo. Es bueno para su bebé, no tan bueno para usted. Las mejores fuentes de calcio en la dieta son los lácteos, como la leche, el queso y el yogur. También se puede encontrar en el brócoli y la col rizada.
  • El fósforo, otro mineral, también es responsable de la dureza de los dientes. Se encuentra en todas las células del cuerpo y también en muchos alimentos, especialmente en fuentes de proteínas, como la carne y la leche, pero también en cereales. De todos los nutrientes que su bebé necesita, este es el más fácil de obtener.
  • La vitamina D ayuda a que el cuerpo absorba y retenga el calcio y el fósforo. Muy pocos alimentos la contienen naturalmente, los pescados grasos como el salmón y el atún son la excepción; por eso se agrega a la leche y a otros alimentos y bebestibles (revise las etiquetas para ver cuáles). El cuerpo también la produce de forma natural cuando se expone la piel directamente a la luz del sol. Las inquietudes sobre los efectos negativos de la exposición al sol quizá eviten que usted obtenga de este modo toda la vitamina D que su cuerpo necesita, por lo que se le podría aconsejar que tome un suplemento.
  • Las proteínas son la sustancia más abundante en el cuerpo después del agua. Es responsable de la formación, el mantenimiento y el reemplazo de los tejidos del cuerpo. Resulta interesante que la acción de una sola proteína es la que ocasiona que los cristales de fosfato de calcio formen esmalte dental en lugar de hueso. Todas las proteínas están compuestas por aminoácidos, pero algunos aminoácidos no pueden ser producidos por el cuerpo y debemos obtenerlos de los alimentos. Las carnes y los productos lácteos son los más ricos en proteínas. Es posible obtener todas las diferentes proteínas que su cuerpo necesita con una dieta vegetariana, pero deberá prestar mucha atención a qué combinaciones de alimentos proporcionan todos los aminoácidos esenciales.

Busque Orientación sobre Suplementos Alimenticios y Medicamentos

Si considera que su dieta no es adecuada con respecto a algunos nutrientes durante su embarazo, es mejor que busque la orientación de un médico profesional sobre qué suplementos podría necesitar. Aunque es poco probable que reciba demasiada cantidad de cualquier nutriente a partir de su dieta, es posible excederse con ciertas vitaminas y minerales en forma de píldora (vitamina D y calcio, por ejemplo).

Si sabe que está embarazada (o que podría estarlo), por favor comparta la noticia con todos los profesionales de atención de la salud que la vean. De ese modo, se evitarán los medicamentos que no deberían recetarse por su condición. Por ejemplo, si necesita antibióticos para combatir una infección, algunos son mucho más sanos que otros para los bebés en desarrollo. La tetraciclina, por ejemplo, puede manchar permanentemente los dientes del bebé dentro del útero. En este período tampoco se recomiendan los suplementos de flúor, ya que aún hay muchas preguntas sin responder con respecto a su utilización durante el embarazo.